Inicio / Certificaciones de origen

Tarta de Santiago

La Indicación Geográfica Protegida Tarta de Santiago ampara un dulce tradicional gallego, cuyos componentes básicos con la almendra (un mínimo del 33% del peso total de la masa), azúcar (el 33%) y huevo (el 25% sobre el peso total), empleados según las condiciones del reglamento interno.

La Tarta de Santiago se puede presentar forrada con masa (que no puede representar más del 25% del total del peso) o sin forro. Los forros pueden ser harina de trigo, manteca, agua y sal; o bien con pasta brisé, que se compone de harina de trigo, manteca, azúcar refinado, ovo entero, leche y sal.

La Tarta de Santiago admite distintos tamaños y se presenta en forma redonda, cubierta con azúcar glasé, con una figura de la Cruz de la Orden de Santiago, como señal típica de identidad. Al corte, tiene un color dorado, con sabor a almendra y una textura esponjosa y granulada.

El área de elaboración del producto amparado por la IGP Tarta de Santiago se extiende por todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia.

Datos técnicos (2014)
  • Productores: 13

  • Producción certificada: 46,3 toneladas

  • Valor económico estimado: 556.741 euros

Redes sociales

Multimedia