Inicio / Noticias / Notas de prensa / Galicia Calidade participa en el festival de Cans con degustaciones con productos certificados por el sello de garantía
26/05/2017.

Galicia Calidade participa en el festival de Cans con degustaciones con productos certificados por el sello de garantía

Galicia Calidade ha vuelto a colaborar con el Festival de cine de Cans (Porriño), donde difundió entre el público la importancia de contar con productos certificados en la gastronomía

La Consellería de Economía, Emprego e Industria, a través de Galicia Calidade, ha vuelto a colaborar con el Festival de Cans, que se celebra del 26 a 28 de mayo en esta localidad de O Porriño, y aprovecho la ocasión para difundir entre el público asistente la importancia de contar con productos certificados en la gastronomía.

De este modo, a las 11.30 horas, en la Finca de Alicia, el barista Óscar de Toro, realizó una degustación de café, elaborado con productos certificados por Galicia Calidade, momentos antes de la celebración del coloquio sobre cine.

Galicia Calidade también colabora con la organización del festival, al ofrecer la comida y la cena oficial que brindará a sus invitados, elaborada por el chef Kike Piñeiro, propietario de A Horta do Obradoiro, en Compostela. Los menús estarán elaborados con productos alimentarios de las empresas que cuentan con el sello de garantía de Galicia Calidade.

Entre las empresas certificadas por Galicia Calidade que participaron en la degustación se encuentran Coren, Jealsa, Luis Escurís Batalla, Pazo de Vilane, Torre de Núñez, Queixería Cas Fincas, Lácteos Anzuxao, Quesos Feijoo, Conservas A Rosaleira, Gallego Pereira, Puerto de Celeiro, Ingapán, Hornos San Fiz, Patatas Conde, Jamones González, Mondariz y Feiraco, entre otras.

Evento singular

El Festival de Cans es un evento singular de cortometrajes de producción gallega, donde la música también juega un papel muy relevante y otras proyección cinematográficas, que se celebra el tercer domingo del mes de mayo, en esa parroquia de Porriño. Durante su celebración, la aldea se transforma, ya que las salas de proyección son las las bodegas, galpones, bajos de casas o casas viejas deshabitadas, que los vecinos ponen la disposición del festival.

La primera edición se celebró en el año 2004, como una broma para imitar el festival que se celebra ese mismo día en la ciudad francesa de Cannes y, desde entonces, fue ganando apoyo popular hasta convertirse en un espacio en el que se produce un terremoto cultural, frente a sofisticación y el glamour que hay simultáneamente en la Costa Azul.

Redes sociales

Multimedia